Verdadero Gozo para Corazones Angustiados

Verdadero Gozo para Corazones Angustiados

Verdadero Gozo para pecadores angustiados

Salmos 32 

La dicha del perdón 

Introducción:

Chris Gardner

Luego de tener en banca rota a su familia, de ser abandonado por su mujer y quedar solo con su pequeño hijo, de tener que dormir en baños públicos, asilos para mendigos y pasar algunos días sin comer. Este hombre logro un puesto como corredor de bolsas en EEUU y así se convirtió en un multimillonario. Existe una película protagonizada por Will Smith del año 2006, se llama “En búsqueda de la felicidad”Al finalizar la película biográfica hay una escena en que por fin logra el puesto como corredor de bolsa que tanto había deseado y e escucha la siguiente frase:

“Esta parte de mi vida, esta pequeña parte de mi vida se llama felicidad”

¿Es este hombre realmente feliz? ¿Es este hombre verdaderamente bienaventurado?, ¿Entiende este hombre, siquiera, lo que es ser dichoso?.. La respuesta es no.

Quiero que veamos la bienaventuranza, la dicha, el gozo verdadero,  quien es el hombre verdaderamente bienaventurado y porque este hombre puede ser verdaderamente feliz.

Es mi deseo que tengamos gozo, que vivamos la fe con el gozo que esta conlleva, y que no tengamos una vida religiosa sin fruto y amarga.

Contexto:

Salmo escrito por David,  cuando vamos a Romanos 4:7-9 Pablo dice que el autor es David.

Como también David habla de la bienaventuranza del hombre a quien Dios atribuye justicia sin obras, diciendo:
    Bienaventurados aquellos cuyas iniquidades son perdonadas,
    Y cuyos pecados son cubiertos.

Bienaventurado el varón a quien el Señor no inculpa de pecado.

¿Es, pues, esta bienaventuranza solamente para los de la circuncisión, o también para los de la incircuncisión? Porque decimos que a Abraham le fue contada la fe por justicia.

El salmo empieza por el final. Es como algunas películas que inician contando el final y luego poco a poco se va aclarando el porqué se llego a dicho final.

Pareciera ser que David no solo quieres decir lo que involucra este hermoso fin, sino que también el como llego a esta hermoso estado.

Muchos estudiosos han llegado a la conclusión de que este salmo fue escrito posteriormente a la terrible situación de pecado en que David incurrió con Betsabeth.

Quiero que leamos 2 Samuel 11-12 pecado de David

  • Ignoro la palabra de Jehová  12:9
  • No cumplir con su deber líder sirvió.
  • No usar el tiempo sabiamente
  • No se aparta del pecado, persiste en ello.
  • Comete adulterio
  • Con hipocresía planea ocultar el fruto de su pecado.
  • Persiste y así manda a matar a Urías Heteo. Asesinato.
  • Toma por mujer a Betsabeth y cree haber burlado a todo el mundo (Incluso a Dios).
  • Viene Profeta Natán enviado por Dios, mostrando la misericordia de Dios para con David al confrontar su pecado.
  • Da vid se arrepiente 12:13.
  • Pero Dios ya había perdonado a David y le había regalado vida.

Dios perdono a David, a pesar de la gravedad y de la maldad de este hombre, podemos ver en el salmo que alcanzo la bienaventuranza de ser restaurado y de estar bien con quien importa estar bien;  con Dios.

Este salmo está lleno de gozo verdadero, de dicha, de felicidad y es mi intención con esta predicación, que vivamos en el gozo del señor, que vivamos con esa tremenda bendición en nuestras vidas. ¿Por qué?

Luego de maravillarnos con la obra de Cristo soberana y totalmente por gracia, nuestros corazones son llevados a lamentarnos por nuestro pecado y a auto examinarnos. Muchos se quedan allí, como un lamento eterno, como una angustia constante, llevando una auto exanimación  tan exhaustiva que se convierte en auto flagelación ignorando la obra de Cristo, esto es pecado.  Muchos predicadores caemos, a veces sin darnos cuenta, en esto. Exhortamos a la auto exanimación, a la mirada dura, nítida y critica del  pecado en las vidas y somos enfáticos en hablar sobre el  enojo de Dios en las vidas de quienes han pecan de manera constante, pero la gracia, el perdón,  es en muchos casos es solo una pincelada en el sermón y los oyentes se van a sus casas con mucha cargas, angustia y dolor al saber que no pueden cumplir con lo que el predicador ha mencionado y así ven a Dios como un señor enojado que está buscando el momento en que pequen para castigarlos con toda su ira.  Si las doctrinas  están conduciendo a una iglesia a esto, a  la angustia, a la desesperación, frustración y/o depresión es muy seguro que no se este predicando todo el consejo de Dios, se está presentando un falso evangelio. Hay un espacio para el dolor y el lamento por haber pecado contra un Dios santo,  pero hay un espacio aun más grande para el gozo al saber que ahora hemos sido librados del pecado y la condenación. Al saber que Cristo ha abierto un camino para la paz.

Como lo resume Burk Parson:

“La Teología reformada no es un martillo con el cual golpeamos a la gente; es una almohada donde poner la cabeza cansada”

En este salmo, escrito por David, y que refleja su experiencia de pecado y de bienaventuranza, vemos el Verdadero Gozo para Pecadores Angustiados. El bosquejo de este sermón es bastante simple  y deseo que quede grabado en sus corazones, se compone de cinco encabezados; I-¿Qué es ser bienaventurado?, II-¿Quién es bienaventurado? III-¿Por qué es bienaventurado?, IV-Días de angustia y  V-Verdadero gozo para pecadores angustiados.

I-¿Qué es ser bienaventurado?:

Bienaventurado:

El primer punto que nos presenta el texto es la llamativa palabra “bienaventurado”.

Bienaventurado es una palabra que encontramos en muchos lugares de las escrituras, aquí se encuentra dos veces,  la asociamos casi de forma automática las bienaventuranzas del sermón del monte (Mateo 5), aquí Cristo usa esta palabra en más de una ocasión y añade en este contexto las palabras regocijo y gozo.

Siempre esta palabra, o los sinónimos de ella, están en las escrituras relacionados íntimamente con la obra de Dios (Mateo 5:11….por mi causa o por causa de mi. Habacuc 3:17…Con todo yo me alegrare en Jehová y gozare en el Dios de mi salvación).  Incluso en la muerte:

Bienaventurados los que mueren en el señor

Apocalipsis 14:13

¿Qué es ser bienaventurado?

Ser bienaventurado es tener total gozo, plena felicidad, alegría desbordante, es estar completos, es no tener necesidad de nada, es vivir con una estabilidad interior a pesar de las circunstancias, a pesar de la pobreza, de la soledad y a pesar de toda carencia. Ser bienaventurados es tener plena vida en alegría y en constante tranquilidad. Involucra el no tener deudas con nadie y estar bien con quien antes se estaba mal. El no tener miedo al día de mañana, pues involucra tener una seguridad totalmente solida e inquebrantable. Ser bienaventurado es  ser dichoso o feliz verdaderamente de forma integral.

Aunque la higuera no florezca,
Ni en las vides haya frutos,
Aunque falte el producto del olivo,
Y los labrados no den mantenimiento,
Y las ovejas sean quitadas de la majada,
Y no haya vacas en los corrales;

18 Con todo, yo me alegraré en Jehová,
Y me gozaré en el Dios de mi salvación.

19 Jehová el Señor es mi fortaleza,
El cual hace mis pies como de ciervas,
Y en mis alturas me hace andar.

 

Habacuc 3:17

Dios no prohíbe las emociones:

Dios es el señor de nuestras emociones y sentimientos y el no las prohíbe, todo lo contrario la palabra está llena de distintas muestras de esto. Es más, la palabra nos manda a estar gozosos, Dios quiere que seamos bienaventurados, que seamos plenos en él y que esto se vea en nuestras vidas.

 

Regocijaos en el Señor siempre. Otra vez digo!Regocijaos!

Filipenses 4:4.

El señor Jesucristo dice que vino para que tengamos una vida en abundancia (Juan 10:10)  y dice que el entrego sus palabras para que su gozo este en nosotros y solo así tendremos un gozo perfecto (Juan 15:11).

Por tanto una de las marcas que debe tener quien ha creído y quien ha sido transformado por el poder del espíritu santo es el gozo, es la dicha, es ser un bienaventurado.

Si vez la vida cristiana como una carga pesada, como un mero favor, como algo sin sabor o como una obligación dolorosa,  debes examinar tu corazón, pues la vida del creyente, habiendo bebido de la fuente de gozo eterna no puede vivir una vida marcada por la angustia, la desesperación o la frustración. Quien ha sido transformado va a vivir una vida, naturalmente, llena de gozo y de  felicidad verdadera. Mas el fruto del espíritu es amor, GOZO… (Gálatas 5:22-23).

El gozo del mundo

El texto no habla de la  felicidad del mundo la cual es hueca, superficial, hipócrita y temporal.  No hablo del gozo el cual se ve de mil colores y se escucha fuerte en todo lugar. No hablamos del gozo del mundo ese que incluso presenta un falso Cristo, el cual  apoya todas sus lujurias y banalidades.

Este falso gozo es el que:

  • Llevo a los israelitas a morir por la espada de los levitas en el monte Sión.
  • Este falso gozo es el que  Dios ahogo con sus propias manos en el diluvio universal.
  • Este falso gozo es el que destruyo el señor con fuego en Sodoma y Gomorra mientras se deleitaban en la maldad.
  • Este falso gozo es el que será destruido de forma total cuando venga el Hijo de Dios y su ira sea derramada sobre todos los que hoy se gozan en la maldad y se complacen en la injusticia. Juan 16:20(Cristo habla sobre su muerte, sin embargo también sobre su resurrección. El llanto de sus discípulos se convertirá en gozo al verle nuevamente. Por implicancia la alegría de sus enemigos será transformada en llanto.

El mundo puede levantar su torre de babel, gritar de felicidad por sus aberraciones y unir sus fuerzas por la paz mundial, sin embargo todo ojo vera el día en que regrese el señor y esa alegría será inmediatamente transformada en eterno dolor y angustia. Esta ha sido una marca previa al juicio de Dios. Los impíos se gozan en sus maldades, sin embargo llegara el día en que ese gozo, será silenciado por siempre, pues solo existirán gritos de dolor.

 

La bienaventuranza del señor

Estamos hablando del gozo, de la dicha, de la bienaventuranza verdadera. Esa que es inquebrantable, esa que es eterna, esa que está llena de esperanza. Podemos llorar, podemos ser afligidos, perseguidos, atormentados e incluso haber pecado, sin embargo el gozo, el fruto del espíritu (no tuyo) estará siempre en el corazón del creyente. Es algo que nadie ni nada puede quitar. Esta bienaventuranza es verdadero gozo, repito, es algo que ni siquiera podemos vivir de forma total aquí en nuestro cuerpo mortal, pero si sabemos que es un avance de lo que tendremos en la gloria.

¿Tienes gozo?, ¿es tu vida una muestra de gozo?, ¿vives como un bienaventurado? Hermano ¿se encuentra esta maraca distintiva de Cristo, la cual el mismo dijo que nadie les quitaría a sus hijos, en tu vida?

¿Quién es el hombre que puede disfrutar de esta bienaventuranza?

II- ¿Quién es bienaventurado?.

Lo que no dice

Para ver quien es bienaventurado, primero veremos qué es lo que no dice el texto sobre este hombre. No dice que es quien ha ganado millones, quien ha tenido un hijo, quien a encontrado esposo, quien ha terminado sus estudios con excelentes notas, no es quien ha sido galardonado por hombres “importantes”. El texto no dice el hombre bienaventurado es alguien perfecto en sus meritos, o alguien que cumple requisitos maravillosos, no es quien tiene ciertas capacidades. Tampoco quien es  intachable y a modo de premio ha obtenido la verdadera dicha, el gozo celestial. ¡No!.

Lo que dice

El texto nos habla de quien es el hombre bienaventurado, es decir, gozoso y dichoso, con tres características que a nadie le gustaría tener, pero que definen a este hombre. Tres características:

Es un Transgresor:

Es la actitud, e intención, de ignorar a Dios. Este es alguien que se rebela contra Dios. David fue un transgresor, un rebelde, pues Natan le dijo que lo inicial de su pecado fue que  había despreciado la palabra, los mandatos de Dios. Ser un transgresor es alguien que no honra a Dios, alguien que desprecia a Dios, es alguien que pone sus mandatos antes que los de Dios. Sus pensamientos, sus inclinaciones del corazón están en el mundo, no en Dios..

Si Dios pone un límite, este hombre desea llegar a pisar la línea de ese límite para luego, simple y llanamente, salir de los límites que Dios puso por amor en su vida. Esto es estar mal con los mandatos Dios.

Es un Pecador:

Esto es en sentido general. Incluso si estos no fueron cometidos de manera deliberada, este hombre es un pecador por naturaleza y por acción. El pecado de este hombre es su realidad, el vive así, en pecado y todo cuanto hace esta sucio, todo es desechado por Dios.

La palabra apunta a un hombre que jamás da en el blanco. Es quien tiraba las flechas, pero estas no lograban dar en el blanco ya que ni siquiera llegaban.

Este hombre bienaventurado es quien no da el ancho. Es alguien que no alcanza la medida que Dios ha establecido. Un hombre que no logra hacer lo que Dios desea.

 

Es un inicuo:

Ser un inicuo es ser alguien que es totalmente malo, alguien que está podrido desde lo más adentro. Es un hombre que mancha todo con maldad. Esto es ser alguien que es malo.

 

Concluimos:

El hombre que es bienaventurado es un hombre que es transgresor, está mal con Dios. Es pecador, hace lo malo y por último es un inicuo, es decir, es malo.

¿Cómo la biblia llama bienaventurado a un hombre así?,  ¿Se equivoco la biblia?…NO!

Dios es quien tiene total autoridad sobre pecadores para declararlos dichosos, felices. Pablo se gozaba en esto, en saber que Jesús llevo nuestras transgresiones (Romanos 4:25), Dios justifica al impío (Romanos 4:5). Y  que Jesús vino a salvar a pecadores de los cuales soy el primero (1 Timoteo 1:15).

Por tanto Pablo, al igual que David, son Bienaventurados. Sus corazones se llenan de gozo, pues ellos son pecadores que ahora disfrutan de plena comunión con el santo Dios.

¿Por qué este hombre transgresor, pecador e inicuo, puede ser llamado  “Bienaventurado”, “Dichosos”, “Feliz”?

III- ¿Por qué es bienaventurado?

Pudimos ver lo que significa ser bienaventurado, también quien es bienaventurado, pero nos falta responder ¿Por qué este hombre  pecador puede ser llamado así?

Esto no lo podemos ver a la luz de nuestra mente humana, pues nunca lograremos entenderlo. Solamente podemos responder a esta pregunta de acuerdo a lo que Dios dice en su palabra.

El texto es bastante claro. También se usan tres palabras que nos explican el por qué este hombre, tan sucio y tan desdichado puede ser llamado bienaventurado.

 

Perdona la transgresión: Esta palabra es maravillosa hermano, esta palabra habla de que la transgresión, esto es el sentido de ignorar a Dios, de rebelarse contra él, de maquinar en cuanto al cómo violar mandatos de Dios, todo eso es quitado. Cuando Dios perdona las transgresiones, él quita esto de tus hombros.

 

Cuanto está lejos el oriente del occidente,
Hizo alejar de nosotros nuestras rebeliones.

Salmos 103: 12

Yo, yo soy el que borro tus rebeliones por amor de mí mismo, y no me acordaré de tus pecados.

Isaías 43:25

 

¿Sabes que estamos celebrando hoy?

Tus transgresiones, todas, fueron quitadas, llevadas a un sitio lejano, en donde hay verdadera soledad, ese sitio fue la cruz. Allí es donde fueron dejadas tus transgresiones, todas nuestras rebeliones fueron quitadas, pero puestas en Cristo. Este momento de soledad es el más feroz que ha experimentado cualquier persona, nadie volver nunca a experimentar esto.

 

Cubre su pecado: Este concepto, cubrir, es algo conocidos por David y por cada judío. Es un concepto que se usaba en el día de la expiación. Hermanos, un día del año todo lo que se hacía en Israel era confesar pecados, ellos se humillaban al señor con lamento, lagrimas y dolor. Luego el sumo sacerdote degollaba a un animal, un tercero, el cual era  inocente. El sumo sacerdote ingresaba al lugar santísimo y allí roseaba la sangre del animal cubriendo el propiciatorio, sellando así el perdón de Dios para con el pueblo pecador. Con esta sangre se cubre la ira de Dios sobre quienes habían pecado. Además se tomaba otro carnero al cual se le imponían las manos y así el sacerdote ponía sobre ese animal los pecados del pueblo luego el animal era llevado lejos, al desierto, allí quedaba solo y moría. Con esto los judíos quedaban cubiertos ante Dios.

Esto apuntaba a Cristo, apuntaba a que Jesús sería nuestro cordero, quien derramo su sangre para que seamos cubiertos del castigo eterno de Dios. Cristo fue enviado solo al desierto de la cruz,  allí llevo nuestros pecados y murió en total soledad. El es nuestro sacrificio hecho una sola vez y para siempre y solo a través de él es que tenemos salvación. Ya la muerte no tiene poder sobre nosotros y podemos gloriarnos en Cristo.

No Culpa de iniquidad: Dios ahora no atribuye, no califica, no ve a este hombre como un inicuo.  La palabra está relacionada con llevar detalle, con tener un conteo de.  Dios no ve ningún número de pecados en este hombre. Los pecados incluso secretos que has cometido, todos ellos están en el fondo del mar, han sido olvidados por Dios, el no tiene nada que cobrarle a este hombre.

¿Qué pasaría hermano si un conocido mirara todo tu historial de pecados?

Imagina tu historial completo de pecados, miles y miles de páginas llenas de pecados vergonzosos que no quieres que nadie mire, pues en ellos se ve cuan profundo has caído. Todo lo que has hecho mal, todo lo que no has hecho sabiendo que debías, todas las veces en que has mentido, robado, deseado el mal, tus malos deseos, pasados, presentes y futuros…TODO….

 

Venid luego, dice Jehová, y estemos a cuenta: si vuestros pecados fueren como la grana, como la nieve serán emblanquecidos; si fueren rojos como el carmesí, vendrán a ser como blanca lana.

Isaías 1:18

Toda la lista de tus maldades, de tus pecados, de todo lo oscuro que incluso aun te atormenta, esos pecados que hoy incluso te llaman, todo Dios lo ha borrado para siempre. La lista está en blanco.

Hermanos este hombre no tiene ninguna deuda ante Dios. ¿Por qué este hombre es bienaventurado?

Porque este hombre es alguien a quien le han tomado todas sus rebeliones y estas han sido puestas lejos, alguien a quien su pecado ha sido cubierto por sangre y es un hombre dichosos a quien Dios no le pide pagar nada de la deuda que este tenía, pues ahora no hay deuda.

El hombre dichoso de estos salmos, es quien sin haber hecho obras de justicia, es considerado justo por la obra de otro.

 

mas al que no obra, sino cree en aquel que justifica al impío, su fe le es contada por justicia

Como también David habla de la bienaventuranza del hombre a quien Dios atribuye justicia sin obras,diciendo:
    Bienaventurados aquellos cuyas iniquidades son perdonadas,
    Y cuyos pecados son cubiertos.

Bienaventurado el varón a quien el Señor no inculpa de pecado.

Romanos 4:5-8

IV- Días de Angustia.

 

Mientras callé, se envejecieron mis huesos
En mi gemir todo el día.

Porque de día y de noche se agravó sobre mí tu mano;
Se volvió mi verdor en sequedades de verano. Selah

Salmos 32:3-4

 

Días antes.

El contraste del salmo es increíble. Este salmo inicio con el gozo del hombre a quien Jehová, en resumen, justifica gratuitamente para siempre. Pero ahora David pasa a mencionar el cómo estaba su corazón antes de esta dicha. Su vida previamente al perdón de Dios era una vida digna de un muerto en vida.

David había dejado su servicio, había iniciado el ocio, había cometido adulterio, había matado y luego había dejado todo debajo de la alfombra, sin embargo internamente, mientras callo, Dios había puesto su mano sobre él y su vida era un terrible.

¿Hermano quieres disfrutar la dicha del perdón? ¿Quieres que Dios cambie esa angustia interior?

Debes confesar tu pecado, no hay otra forma con fe en Cristo Jesús. David debía ser perdonado por Dios, porque es Dios quien importa…no son los pastores, ni los hermanos, es el señor en primer lugar, es él quien debe perdonarte y solo así que tu vida será llenada de verdadero gozo. ¡Fuera del señor no hay bien!

La palabra, el señor desea que seas dichoso, pero esto viene únicamente debido al perdón del Señor.

Mi pecado te declaré, y no encubrí mi iniquidad.
Dije: Confesaré mis transgresiones a Jehová;
Y tú perdonaste la maldad de mi pecado. Selah

 

¿Cuando Dios perdono a David?

El pensó, se dijo… iré y hare esto y esto, sin embargo antes de que llegara a Dios, Dios había salido a su encuentro…

El corazón de David, cual hijo prodigo, estaba dispuesto a todo, a ir donde Jehová y confesar toda la maldad, sin embargo vino Natán y le confronto para luego declarar el perdón que el señor le otorgaba. 2 Samuel 12:13… He pecado contra el señor…El señor ha quitado tu pecado, no morirás.

Tal hijo prodigo, el padre sale al encuentro de quienes él ha elegido y estos vendrán a él, en arrepentimiento y fe.

¿Por qué retener esa confesión? Si vienes a Cristo tus pecados serán perdonados, tu vida completa será restaurada. Un pecador como David fue recibido como hijo, ¿acaso Dios no recibirá al angustiado para regalarle vida y bienaventuranza?

No seas como el caballo, como el mulo… ¡Ven al señor!

IV-Verdadero gozo para hombres angustiados

Cuanto gozo, cuanta dicha, cuanta alegría es saber que el Dios del universo, amo y señor de todas las estrellas, te ha perdonado y los mares que debían golpearte fuertemente por tus pecados, hoy son olas de gracia sobre gracia, perdón, tras perdón, misericordia tras misericordia sobre tu vida.

David vivió en la angustia de ocultarse de Dios, sin embargo vemos que en la confesión a Dios el encontró perdón abundante de todas sus maldades.

¿Por qué vamos a estar tristes? Sí Cristo murió por nuestros pecados, también resucito para darnos vida eterna.

No importan las cosas temporales de la vida, nuestras carencias de comidas, vestidos o las incluso emocionales, todas ellas son efímeras y nada comparadas a la bendición de disfrutar de la dicha del perdón.

El verdadero gozo para almas angustiadas es únicamente el ser declarado justo por la voz del señor. Es tener comunión con El y saber que nada ni nadie nos puede separar de su amor.

No vivimos como el mundo, no vivimos preocupados por las cosas del mundo. Vivimos por con una esperanza y una promesa; El nos ha perdonado de toda nuestra maldad, de todos nuestros pecados, de todas nuestras transgresiones y algún día estaremos con El cara a cara.

 

Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir,

ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro.

Romanos 8:38-39

 

Fue su vida perfecta que tu no podías vivir la que ahora se imputa sobre ti. La muerte que debías recibir la recibió el por ti, no tienes deuda. Y su resurrección nos da esperanza y gozo, pues algún die le veremos, el venció la muerte y algún día resucitaremos de con él.

Nada ni nadie nos puede arrebatar este gozo, nada ni anide nos puede arrebatar esta bienaventuranza, nada ni nadie puede ni debe sacar nuestros ojos de Cristo el autor y consumador de la fe.

Hermanos, ¿Por qué entonces no tenemos este gozo y no vivimos así?

 

Primero: Hacemos depender nuestro gozo de nuestra obediencia. Nuestra obediencia es débil y variable, así será nuestro gozo al ponerlo luego de nuestra obediencia, será un gozo variable y débil.

Cada día que te das animo en salir a enfrentar el mundo debes ir al señor y regocijarte en la obra de Cristo. En su obediencia la cual es fuerte y constante y  jamás cambia.

Sí no quieres seguir viviendo así, con una vida tambaleante y angustiada, debes ir al evangelio, allí hay verdadero gozo, allí se regala la dicha, la bienaventuranza que encontró David incluso al haber pecado de la forma en que lo hizo hoy está disponible también para todos los hombres angustiados.

 

Segundo: Porque no hemos confesado nuestro pecado.

 

El que encubre sus pecados no prosperará;
Mas el que los confiesa y se aparta alcanzará misericordia.

Proverbios 28:13

David no encubrió sus pecados, Dios cubrió los pecados de David. Es su obra, no la nuestra.

Mi pecado te declare y no encubrí mi iniquidad.

No esperes que llegue Natán, ven al señor hoy. Si no estás viviendo con el gozo que él ha prometido a quienes ama, es porque tienes un pecado que no has confesado. . Ven hoy al señor, búscale mientras puede ser hallado.

 

Alegraos en Jehová y gozaos, justos;
Y cantad con júbilo todos vosotros los rectos de corazón.

Gloria demos al Señor y descansemos en esta almohada que es el Evangelio. Con gratitud entonces sirvamos a Él.

Danos tu opinión

dieciseis − 7 =